Rivo anima a discotecas y pubs a adherirse al Protocolo contra las violencias sexuales y LGTBIfóbicas para conseguir un ocio nocturno más inclusivo

La conselleira de Promoción do Emprego e Igualdade visitó el Café Latino, el primer establecimiento del ocio nocturno adherido al documento que brinda pautas de actuación, formación e información para detectar situaciones de riesgo

Discotecas, salas de fiestas, pubs o cafés espectáculos pueden solicitar su vinculación con el documento en la página web de Igualdad de la Xunta

El protocolo busca prevenir, detectar y actuar ante situaciones de violencia contra la mujer o personas LGBTI

  • Rivo anima a discotecas y pubs a adherirse al Protocolo contra las violencias sexuales y LGTBIfóbicas para conseguir un ocio nocturno más inclusivo
  • Rivo anima a discotecas y pubs a adherirse al Protocolo contra las violencias sexuales y LGTBIfóbicas para conseguir un ocio nocturno más inclusivo
  • Rivo anima a discotecas y pubs a adherirse al Protocolo contra las violencias sexuales y LGTBIfóbicas para conseguir un ocio nocturno más inclusivo

Ourense, 26 de enero de 2024.-

La conselleira de Promoción do Emprego e Igualdade, Elena Rivo, acompañada de la secretaria general de la Igualdad, Sandra Vázquez, visitó hoy el Café Latino, el primero establecimiento adherido al nuevo protocolo contra las violencias sexuales y LGTBIfóbicas aprobado por la Xunta el pasado 11 de enero.  

Discotecas, salas de fiesta, pubs y cafés espectáculo de Galicia ya pueden formalizar su adhesión voluntaria al protocolo a través de la web de la Secretaría General de la Igualdad, recordó la conselleira, quien invitó a los integrantes del sector a implantar este mecanismo y refrendar su compromiso con la eliminación de cualquier discriminación o manifestación sexista en sus locales.

Gracias a los contactos con representantes del sector de la hostelería nocturna -Galicia de Noche, Federación de hostelería de Pontevedra (Feprohos), Federación de empresarios de salas de fiesta, baile y discotecas de Galicia (Fesdiga), Asociación provincial de cafeterías y pubs de Pontevedra (Apcap) y Asociación provincial de empresarios de hostelería y turismo de Lugo (Apehl)- la Xunta está percibiendo la buena acogida a esta medida y las primeras adhesiones.

El Gobierno gallego está brindando a los establecimientos esta nueva herramienta para combatir las violencias y abordar la prevención, la detección y la actuación ante situaciones de agresión sexual y LGBTIfóbica que se puedan producir en estos espacios.

La conselleira recordó que la Administración autonómica pone a disposición de los responsables y los trabajadores pautas, información y formación que les permita reconocer manifestaciones violentas y saber como actuar dentro de las casuísticas que se puedan dar en los establecimientos.

La Consellería quiere impulsar además actuaciones de información, publicidad y sensibilización, garantizando que las personas que intervengan en la aplicación del protocolo conozcan y tengan la formación específica en materia de violencia de género, dijo Rivo.

La adhesión al documento garantiza la formación del personal de estos recintos y el seguimiento protocolizado de las actuaciones a seguir en casos de riesgo. La adhesión incluye así cualificación en línea para los responsables y para el personal de los locales, de diez horas de duración.

Entre otras medidas, si la persona agredida precisa atención sanitaria o tiene problemas de comprensión (por el estrés, situaciones de consumo o dificultades con el idioma), el personal deberá buscar la ayuda pertinente. En el caso de tener delante al agresor o agresores, el establecimiento deberá mostrar su rechazo ante esas conductas violentas y, de ser el caso, llamar a las fuerzas y cuerpos de seguridad.

El protocolo se dirige a todas las personas que intervienen en los establecimientos de ocio nocturno, desde el equipo directivo, personal de seguridad y sala, de barra o de otro tipo.

Rivo especificó que el protocolo busca generar un modelo festivo basado en la igualdad y en el respeto a las libertades individuales y colectivas de las personas. En su elaboración, remarcó, participaron el Observatorio de la Violencia de Género y el Observatorio LGBTIQ , además de las entidades representativas de este sector.