La Policía Autonómica prestó vigilancia y protección a 584 mujeres víctimas de la violencia de género a lo largo de 2023

Las distintas jefaturas de la unidad cuentan con 92 agentes que asumen las funciones en materia de protección de víctimas de violencia de género en coordinación con la Policía Nacional

La actividad de la Policía Autonómica se ve afectada por la continua reducción de efectivos al mismo tiempo que asumen un incremento progresivo de funciones

Multimedia

La Policía Autonómica prestó vigilancia y protección a 584 mujeres víctimas de la violencia de género a lo largo de 2023

Santiago de Compostela, 9 de marzo de 2024.-

La Policía Autonómica prestó vigilancia y protección a 584 mujeres víctimas de la violencia de género en las distintas jefaturas de la unidad a lo largo de 2023, según el informe del año elaborado por el cuerpo policial. En este cómputo, además de las 284 mujeres que se mantenían activas en el sistema de protección a 31 de diciembre, se incluyen las 225 que quedaron inactivas por el cese de las circunstancias que motivaron el riesgo y las 75 traspasadas a otros cuerpos de seguridad por cambio de domicilio de la víctima.

Del total de mujeres atendidas durante el año, 217 se corresponden con la jefatura de Vigo, 171 con la de A Coruña, 67 con la de Santiago, 47 tanto con la de Ourense cómo con la de Lugo, y 35 con la de Pontevedra.

La Policía Autonómica asumió competencias en la materia en septiembre de 2016, tras firmar un protocolo de coordinación con la Jefatura Superior de Policía de Galicia que supuso, entre otros aspectos, integrar el punto de coordinación de las órdenes de protección de Galicia con el sistema de seguimiento integral en los casos de violencia de género (Sistema Vioxén). Posteriormente, los agentes de la UPA recibieron formación específica, tanto teórica como práctica.

Las funciones que desarrollan los agentes pasan, fundamentalmente, por desplazar medios ante avisos de episodios de violencia, en colaboración con la Policía Nacional; prestar atención singularizada a la víctima, a través de información detallada sobre procedimientos legales, instituciones de apoyo...; el traslado de las víctimas al centro asistencial cuando hayan sido agredidas, así como a la comisaría para proceder a la denuncia; la recogida de datos sobre lo agresor y puesta en marcha de medidas de seguridad oportunas; y la adopción  de las medidas de protección establecidas en los correspondientes protocolos, teniendo en cuenta el nivel de riesgo de la víctima.

Detención de 11 personas

El trabajo de los efectivos de la Policía Autonómica del sistema Vioxén permitió la detención de 11 personas a lo largo de 2023. En este período también realizaron otras actuaciones destacables como cerca de 33.300 acciones de vigilancia en el entorno de la víctima o del agresor, o más de 7.200 contactos con las víctimas o agresores. Además se realizaron 1.389 acompañamientos a la víctima en acciones como acudir a los juzgados, a la comisaría o a la recogida de pertenencias,  y se elaboraron más de 2.700 informes y valoraciones de riesgo.

Las actuaciones se inician de oficio, la instancia de las víctimas o por requerimiento de terceros, en cualquiera de las sedes de la unidad, pero de forma habitual se actúa a instancias del Centro Integrado de Atención a las Emergencias (CIAE) 112 Galicia, desde donde se centralizan la mayoría de las alarmas relacionadas con esta materia.

Desde el año 2019, la Policía Autonómica está integrada en el operativo del 112 Galicia con la presencia diaria de un agente que se encarga de desviar los incidentes a las correspondientes jefaturas provinciales y a la local de Vigo y Santiago, con el objetivo de conseguir un seguimiento más inmediato. 

Programa prioritario

En la actualidad las unidades de prevención, asistencia y protección a las víctimas de violencia de género del sistema de protección Vioxén de la Policía Autonómica cuentan con 92 policías, lo que demuestra la prioridad de este programa para la Xunta.

Así pues, a pesar de la pérdida de efectivos y de haber asumido otras funciones que precisan de personal operativo permanente como la vigilancia de las rutas xacobeas, la lucha contra el furtivismo o los delitos relacionados con el medio ambiente, la Policía Autonómica sigue manteniendo el nivel de actividad en materia de violencia de género con 6 agentes más que los 86 de promedio anual entre 2016 y 2021.

Hace falta destacar el compromiso de la Xunta con las funciones asumidas por la Policía Autonómica pese a la continua reducción de efectivos con un total de 351 agentes, el 70% de los 500 que le corresponderían, motivo por el que el Gobierno gallego ya reclamó en reiteradas ocasiones al Ministerio del Interior que cubra las plazas vacantes.