Margarita Salas

Margarita Salas Falgueras (Asturias, 1938) es una de las figuras imprescindibles de la historia de la ciencia española. Esta bioquímica española, pionera en investigación biomolecular, fue una de las pocas privilegiadas de su época al poder hacer realidad el sueño de dedicarse a su verdadera pasión.
Margarita Salas

Margarita Salas Falgueras (Asturias, 1938) es una de las figuras imprescindibles de la historia de la ciencia española. Esta bioquímica española, pionera en investigación biomolecular, fue una de las pocas privilegiadas de su época al poder hacer realidad el sueño de dedicarse a su verdadera pasión.

Estudió en la Universidad Complutense de Madrid y se casó con el ya fallecido Eladio Viñuela, también científico, con quien viajó a Nueva York para dedicarse a la bioquímica y a la biología molecular. Sus aportaciones a la ciencia son muchas, destacando su investigación sobre enzimología y sus trabajos sobre genética. Cuenta con máis de 350 publicaciones en revistas y libros internacionales y tiene 8 patentes, por lo que su legado científico es considerado de gran relevancia en nuestro país.

Salas es miembro, entre otras, de la Real Academia de Ciencias Exactas Físicas y Naturales; de la Real Academia Española; de la Academia Europea de Ciencias y Artes; de la American Society for Microbiology y de la American Academy of Arts and Sciencies.

Hasta ahora recibió numerosos reconocimientos, entre los que destacan el Premio Carlos J. Finley de la UNESCO, el Rey Jaime I de Investigación, el Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal o la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo. También fue nombrada, en 1995, Presidenta del Instituto de España, cargo que ocupó hasta 2003.

Es importante destacar que en unas jornadas sobre mujer y ciencia habló de la situación actual de la mujer científica, haciendo hincapié en los avances que estas están logrando para conseguir la igualdad. Como ella misma apuntó, todavía queda un largo camino por recorrer.

Actualmente Margarita continúa con sus trabajos en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, en el que colaboran el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Autónoma de Madrid. También es profesora vinculada "ad honorem" del CSIC.