La Xunta y la Fundación Meniños colaboran en un programa pionero de intervención dirigido a mujeres y menores víctimas de violencia sexual

La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella; la directora general de Familia, Infancia y Dinamización Demográfica, Amparo González; y la directora general de la Fundación Meniños, Mónica Permuy, presentaron hoy esta iniciativa

El programa piloto se desarrollará en A Coruña, con el objetivo de extenderlo posteriormente a las 4 provincias

  • La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella; la directora general de Familia, Infancia y Dinamización Demográfica, Amparo González; y la directora general de la Fundación Meniños, Mónica Permuy, presentaron hoy esta iniciativa
  • La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella; la directora general de Familia, Infancia y Dinamización Demográfica, Amparo González; y la directora general de la Fundación Meniños, Mónica Permuy, presentaron hoy esta iniciativa
  • La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella; la directora general de Familia, Infancia y Dinamización Demográfica, Amparo González; y la directora general de la Fundación Meniños, Mónica Permuy, presentaron hoy esta iniciativa

Santiago de Compostela, 1 de diciembre de 2017.- La Xunta y la Fundación Meniños colaboran en la puesta en marcha de un programa pionero de intervención dirigido la mujeres, niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso y violencia sexual. La iniciativa fue presentada hoy en rueda de prensa por la secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella; la directora general de Familia, Infancia y Dinamización Demográfica, Amparo González; y la directora general de la Fundación Meniños, Mónica Permuy.

El programa, que desarrollará la Fundación Meniños, tiene como destinatarios a niños, niñas, adolescentes y mujeres víctimas de abuso y violencia sexual para ayudarles a afrontar los desajustes físicos, emocionales, y relacionales que se producen como consecuencia del abuso. También podrán beneficiarse de esta iniciativa los familiares o personas que cumplan un papel imprescindible en la recuperación, siempre bajo el consentimiento de la víctima; así como los equipos profesionales de la red que trabaja con la víctima, como profesionales de centros de acogida o personal sanitario.

El objetivo es desarrollar un contexto de seguridad y de prevención de nuevas situaciones de traumatización, acompañar a las mujeres o a los menores en la adquisición de habilidades para afrontar las consecuencias del abuso y, en definitiva, promover su bienestar psicológico y social.

Para conseguirlo, la intervención combinará metodologías distintas como la intervención en crisis, la psicoeducación, las técnicas de regulación emocional, el afrontamiento cognitivo o la terapia de grupo.

El programa piloto se llevará a cabo inicialmente en A Coruña, con el objetivo de extenderlo posteriormente a las cuatro provincias.

Durante la rueda de prensa, se recordaron algunos datos recientes sobre la violencia sexual. Así, según datos recientes de Unicef, alrededor de 120 millones de niñas en todo el mundo, más de una de cada diez, sufrió violencia sexual a lo largo de su vida. También a nivel mundial existe un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) -el mayor informe global realizado hasta la fecha- que señala que una de cada 14 mujeres sufrió algún tipo de agresión sexual o abusos por parte de alguien que no es su pareja. A nivel europeo, segundo la última encuesta de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, realizada en 2014, una de cada diez mujeres fue víctima de violencia sexual desde los 15 de años y una de cada 20 reveló que había sufrido una violación.

En el caso de las víctimas de abuso sexual infantil, entre el 20 y el 25% de las niñas, y entre el 10 y el 15% de los niños, sufren abuso en España, y de ellos, un 60% no recibe ningún tipo de ayuda. Por otra parte, la campaña del Consejo de Europa para la Prevención de la violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes sugiere que uno de cada cinco niños y niñas en Europa son víctimas de algún tipo de violencia sexual, y que entre el 70 y el 85% de los casos a persona agresora es alguien próximo y en quien confía.

Precisamente, en el marco de este estudio, la Consellería de Política Social lanzaba hace unos meses a campaña “37.000 sonrisas”, una iniciativa con la que se busca prevenir y detectar los abusos sexuales en menores, así como que aquellos que fueron víctimas, puedan superar esta traumática situación. Con un carácter eminentemente digital, incluye el protocolo de INO, que está basado en cuatro líneas fundamentales: prevenir, observar, mantener la calma y moverse notificando y evaluando cada caso de la mano de un profesional. La representación del espectáculo teatral “Pum, pum! de la Compañía Baobab Teatro también forma parte de este proyecto, que luego de su estreno en Ourense el pasado mes de junio, volverá a representarse en las principales ciudades gallegas en las próximas semanas.

Hace falta recordar que la violencia sexual y lo acoso sexual están tipificados como formas de violencia de género, según la Ley gallega 11/2007 de prevención y tratamiento integral de la violencia de género.

Tema: