La Xunta pone en valor el trabajo desarrollado por el Centro de Información a la Mujer de Curtis

La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella, se reunió hoy con el alcalde del ayuntamiento, Javier Caínzos, para conocer de primera mano el proyecto que desarrollan en colaboración con Sobrado dos Monxes y Vilasantar

Multimedia

La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella, se reunió hoy con el alcalde del ayuntamiento, Javier Caínzos, para conocer de primera mano el proyecto que desarrollan en colaboración con Sobrado dos Monxes y Vilasantar

Santiago de Compostela, 11 de agosto de 2017.- La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella, mantuvo hoy una reunión de trabajo con el alcalde de Curtis, Javier Caínzos, para conocer de primera mano el proyecto de igualdad que desarrolla en colaboración con los ayuntamientos de Sobrado dos Monxes y Vilasantar a través del Centro de Información a la Mujer (CIM).

El regidor municipal explicó que el CIM trabaja fundamentalmente en tres líneas de actuación: intervención directa con las mujeres expuestas la situaciones de violencia de género; prevención y sensibilización en materia de violencia y desigualdad; e investigación.

En esta última línea de trabajo, desde el CIM están evaluando cómo se ven alteradas las ocupaciones de las mujeres que sufren violencia de género en el ámbito rural de Curtis, habida cuenta las características específicas del ayuntamiento, de manera que los resultados obtenidos puedan servir como base para un trabajo más acertado y próximo a conocer las necesidades reales de las usuarias.

En el encuentro, la Xunta elogió el papel de las entidades locales como agentes idóneos para desarrollar iniciativas orientadas a garantizar la igualdad entre mujeres y hombres, prevenir la violencia de género y favorecer las condiciones de la conciliación de la vida familiar y laboral.

Por eso, desde el Gobierno gallego se está manteniendo un apoyo constante y una colaboración fluida con los CIM por toda Galicia. En concreto, en el caso de Curtis, este centro recibió entre 2016 y 2017 más de 31.000 euros de la Xunta para que había podido continuar con las actividades imprescindibles que realiza en la atención a las mujeres.

Tema: