La Xunta otorgó ayudas económicas a 398 víctimas de violencia de género durante el primer semestre de 2019

La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella, presentó hoy en rueda de prensa el balance de los servicios y recursos puestos a disposición de las víctimas de violencia de género en la primera mitad del año

Atendió a 656 personas a través del programa de atención y apoyo psicológico y a 164 a través de la red de centros de acogida

Este año se habilitaron por primera vez ayudas para huérfanos y mujeres gravemente heridas

Un total de 37 mujeres y sus hijos participaron de una semana de vacaciones dentro del programa de estadías de tiempo libre

  • La Xunta otorgó ayudas económicas a 398 víctimas de violencia de género durante el primer semestre de 2019
  • La Xunta otorgó ayudas económicas a 398 víctimas de violencia de género durante el primer semestre de 2019
  • La Xunta otorgó ayudas económicas a 398 víctimas de violencia de género durante el primer semestre de 2019

Santiago de Compostela, 9 de agosto de 2019. La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella, presentó hoy en rueda de prensa el balance de los datos de las ayudas, servicios y recursos que el Gobierno gallego puso a disposición de las víctimas de violencia de género durante el primer semestre de 2019.

En la primera mitad de año hubo que lamentar el asesinato por violencia machista de una mujer en el ayuntamiento de Valga. Además, el mes pasado también fue asesinada en Vilalba otra mujer por parte de su expareja.

En la primera mitad del año, la Xunta concedió ayudas económicas a 398 mujeres víctimas de violencia de género -esto es, 105 más que en el primero semestre de 2018-, a través de las distintas líneas que tiene habilitadas: ayudas anuales con pagos mensuales; ayudas anuales de pago único; y expedientes de concesión de indemnizaciones. En concreto, 318 recibieron ayudas periódicas (15 eran víctimas de trata), 77 ayudas de pago único, y 1 indemnización.

Hace falta recordar que Galicia fue la primera comunidad autónoma en disponer de una ayuda económica periódica y la única que la tiene operativa de manera ininterrumpida a lo largo de todo el año, incluyendo además como beneficiarias de ella a las víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual. En 2019 se incorporaron también como beneficiarias a las mujeres víctimas de la violencia vicaria -cuando la expareja asesina al hijo-, pero no se registraron casos en lo que va de año en Galicia.

Además, en 2019 se instauró por primera vez una línea de ayudas económicas para menores de 30 años, huérfanos por causa de la violencia de género y otra para mujeres gravemente heridas que requieran de hospitalización. Hubo un beneficiario en cada una de las líneas. En ambos casos, la indemnización asciende a 7.000 euros, además de prestarles el apoyo psicológico y social que precisen. De hecho, Galicia fue pionera en la puesta en marcha de un programa de acompañamiento de menores huérfanos.

A mayores de las ayudas económicas, la Xunta también pone a disposición de las víctimas otros recursos, como el programa de atención psicológica que desarrolla en colaboración con el Colegio Oficial de Psicología de Galicia y que está dirigido a mujeres víctimas de la violencia de género, así como a los menores o personas dependientes a su cargo. Gracias a esta iniciativa, se prestó atención a 656 personas durante el primer semestre (mujeres, menores y personas dependientes), 140 más que en el mismo período del año anterior.

Existe también otro recurso en colaboración con el Colegio Oficial de Psicología, en este caso orientado a hombres con problemas de control de violencia en el ámbito de la pareja y de la familia: el programa Abramos el círculo. Al amparo de esta iniciativa, se han beneficiado un total de 78 hombres durante estos seis primeros meses, 16 más que en los primeros seis meses de 2018.

Estadías de tiempo libre y acogimiento

Otra iniciativa también importante para la calidad de vida de estas mujeres es el programa de estadías de tiempo libre, que les permite contar con un espacio y un tiempo de ocio, fuera de su situación habitual. El programa se desarrolló durante una semana en el mes de junio en una localidad costera de España, y en él participaron 37 mujeres y 53 menores (hijos e hijas). Estuvieron acompañados por un equipo de profesionales especializados en tiempo libre e igualdad.

En el ámbito de recursos disponibles para ayudar a las víctimas a salir de su situación, López Abella puso en valor el programa de inserción laboral. Entre septiembre de 2018 y junio de 2019 participaron en el programa 312 mujeres, consiguiendo mejorar todas ellas su empleabilidad y consiguiendo la inserción laboral de un total de 98.

Además de las ayudas económicas, el apoyo psicológico o el impulso de la inserción laboral, Galicia cuenta también con una Red de acogimiento compuesta por 5 centros de acogida (A Coruña, Ferrol, Ourense, Lugo y Culleredo) y el Centro de Emergencia de Vigo. Durante estos seis meses, acogieron temporalmente a 164 personas, la misma cifra que en el año anterior. Por su parte, el Centro de Recuperación Integral de Santiago de Compostela atendió a 8 personas en la primera mitad del año. Este Centro, abierto a mediados de 2014, actúa como coordinador para el acceso a Red gallega de acogimiento.

Este año además se puso en marcha por primera vez en Burela una vivienda de acogida específica y especializada destinada a mujeres víctimas de la violencia de género que padecen alguna enfermedad mental.

Ya para finalizar el recorrido por los principales recursos ofertados por el Gobierno gallego, López Abella indicó que el teléfono de información a las mujeres (900400273), conveniado con el 016, recibió en el primer semestre más de 1.300 llamadas, lo que supone un descenso de alrededor de 300 consultas con respecto al año anterior. La mayoría de ellas solicitaron atención psicológica (59%). Los siguientes temas de consulta, pero ya con mucha diferencia, fueron: orientación sobre recursos (19%) o información en el área jurídica (10,%).

Además, se recibieron un total de 31 consultas a través del servicio de asesoramiento jurídico en línea.

La Xunta también cuenta con un servicio de teletraducción, para facilitar que todas las mujeres puedan acceder a ayuda y a los recursos que tienen a su disposición. Este servicio, que está disponible en 51 idiomas distintos en 61 Centros de Información a la Mujer (CIM), en el Centro de Recuperación Integral de la Mujer, en 11 ONGs y en todos los centros de acogida, se usó en el primer semestre durante un total de 533 minutos, frente a los 321 minutos del pasado año. La mayoría de las peticiones fueron para árabe, seguido de rumano, sirio, inglés y urdu.

La Administración autonómica también viene poniendo en marcha en los últimos años recursos para las víctimas de violencia sexual, que en Galicia es considerada desde 2007 una manifestación más de la violencia de género. El año pasado se habilitó por vez primera un programa específico para apoyo la estas víctimas, que se inició de manera piloto en la provincia de A Coruña y que este año se extendió a las cuatro provincias. La iniciativa, que se desarrolla en colaboración con la Fundación Meniños, atendió a 28 mujeres en el primero semestre.

Por último, la secretaria general hizo mención a los programas novedosos que comenzaron este año, como el Programa integral de apoyo a menores huérfanos; el turno social de guardia y la psicológica; el programa de fomento de la contratación de mujeres víctimas de violencia de género, que permitirá contratar de manera inmediata a 40 mujeres; o el bono alquiler social para facilitarles un acceso a la vivienda.

Denuncias y medidas de protección

En la comparecencia de prensa, la secretaria general de la Igualdad informó también del número de denuncias presentadas durante el primer trimestre de 2018, de acuerdo con los últimos datos facilitados por el Consejo General del Poder Judicial. Durante esos tres meses, se presentaron 1.736 denuncias, la gran mayoría de ellas en la provincia de A Coruña y Pontevedra. En el mismo período del año pasado, el número de denuncias fue de 1.254.

En la primera mitad del año los juzgados comunicaron un total de 764 medidas de protección. Además, un total de 578 mujeres contaron con protección móvil y 45 agresores tuvieron un sistema telemático para cumplir la orden de alejamiento.

Para finalizar, López Abella recordó que desde 2013 el Gobierno gallego cuenta con un protocolo para el ejercicio de la acción popular por parte de la Xunta en los procedimientos penitenciarios en casos de muerte por causa de violencia de género. Desde entonces, son 16 los procedimientos en los que se personó.