La Xunta colabora con las farmacias gallegas con la puesta en marcha de la campaña Mascarilla-19 para ayudar a posibles víctimas de la violencia de género

La secretaria general de Igualdad, Susana López Abella mantuvo esta mañana una reunión por videoconferencia con representantes de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de las cuatro provincias gallegas

El objetivo es ofrecer un canal más de salida a situaciones de violencia en el hogar agravado por la etapa de encierro, en la que la mujer y miembros de la familia conviven más estrechamente con el agresor

  • La Xunta colabora con las farmacias gallegas con la puesta en marcha de la campaña Mascarilla-19 para ayudar a posibles víctimas de la violencia de género
  • La Xunta colabora con las farmacias gallegas con la puesta en marcha de la campaña Mascarilla-19 para ayudar a posibles víctimas de la violencia de género
  • La Xunta colabora con las farmacias gallegas con la puesta en marcha de la campaña Mascarilla-19 para ayudar a posibles víctimas de la violencia de género

Santiago de Compostela, 24 de abril de 2020.-

La Xunta colabora con las farmacias gallegas con la puesta en marcha de la campaña Mascarilla-19 para las víctimas de la violencia de género, por la cual una mujer puede solicitar ayuda cuando acuda a una de las 1.345 farmacias que se encuentran en Galicia .

La secretaria general de la Igualdad, Susana López Abella, mantuvo esta mañana una reunión por videoconferencia con los presidentes de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Lugo, Ourense y Pontevedra, Jano Sánchez, Santiago Leyes y Alba Soutelo y con la vicepresidenta del Colegio de A Coruña, Marga Muñoz, donde reiteró el apoyo del Gobierno gallego a esta iniciativa surgida en los colegios farmacéuticos de Canarias con el nombre de Máscara-19, siendo adoptada posteriormente por varias farmacias a lo largo de la geografía española y en estos días, puesta en marcha por Galicia.

El objetivo es darle a las posibles víctimas de la violencia de género un canal más de salida a situaciones violentas en el hogar agravadas por la etapa de encierro, en la que la mujer y miembros de la familia conviven más estrechamente con su agresor y no tienen otra forma de pedir ayuda. De esta manera, cuando una mujer acude a una oficina de farmacia una vez que emplee el código “Máscara-19”, el personal farmacéutico se pondrá de inmediato en contacto con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Cabe recordar que el colectivo farmacéutico formó parte en la redacción y posterior aprobación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.